Ejercicio #2: Grande

¡Epa!
Mi consuelo con éste reto es que al menos falta poco para acabarlo y me anima a seguir adelante sin desesperarme, porque honestamente los ejercicios no son tan difíciles como quisiera, pero bueno... tampoco voy a ir de sibarita. Al menos tengo una excusa para escribir.

Hoy tengo que contar algo sobre una persona que se esconde en un armario y la verdad sólo se me ha ocurrido una cosa. No tengo claro si he de utilizar una frase exacta, pero yo me lo tomaré por mi cuenta.
Ya sabes, si quieres unirte a estos ejercicios entra AQUÍ y avísame, así podré ir a leer tu sufrimiento también.





Grande
Despido a mamá y a papá en la puerta. Los dos están un poco nerviosos porque me van a dejar solo, pero ya no soy pequeño. Tengo seis años y son un niño grande, puedo estar tranquilo sin ellos en casa. Así que les dije que se lo pasaran bien mientras les despedía con la mano. Cuando la puerta se cierra me voy a la sala, enciendo la tele y me saco la merienda.
El tiempo pasa muy lento, ya se han acabado los dibujos en la tele, por lo que saco una hoja en blanco y me pongo a dibujar. Estoy un rato hasta que me entra sueño y decido irme a dormir.

Un trueno me despierta de golpe. Me acerco a la ventana y veo como llueve mucho, de golpe la luz se apaga y los cristales suenan. Intento no gritar, pero el viento sopla muy fuerte y parece que gruñe. Se me aguan los ojos y comienzo a temblar, tengo miedo. Corro al cuarto de papá y mamá, esta todo oscuro pero puedo oler su aroma, sin importar que luego me regañen me escondo en el armario. Me acurruco deseando que la tormenta acabe pronto.
No sé en que momento pero me dormí, cuando abro los ojos no estoy dentro del armario. Miro y veo la cara de mamá a la izquierda y la cara de papá a la derecha. Sonrió. No soy todavía un niño grande, pero ellos no tienen porque saberlo. Bostezo y me pego a ellos dos.
Aunque esté lloviendo con ellos me siento seguro, así que me quedo dormido tranquilo. Ya mañana, quizás me quede solo, pero solo quizás.

Comentarios

  1. ¡Qué derroche de ternura! Me ha encantado <3 y mira que los niños no suelen ser de mis personajes favoritos, éste me conmovió.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A que si? Es que tenía que ser algo así de tierno, era por obligación. <3
      Me alegra que te haya parecido tierno, ha hecho su función.
      ¡Un besote!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Vocación

Doctor Macizo

Dilemas Capilares