Niña: Capítulo 2

Kuzu Zagnpo! (Dzongkha)
Y sigo poniéndome al día con las historias, tenía bastantes ganas de escribir éste capítulo sobre todo por la imagen, que desde que la encontré por internet me enamoró. ¿No crees que combina mucho con la historia? Personalmente encuentro que si...

Si es la primera vez que lees ésta historia, te recomiendo que vayas a leer el prólogo, así podrás disfrutarla desde el principio.
Sin más que decir... ¡allá voy!





Capítulo 2:

La pequeña después de tomarse la taza de leche caliente cayó en un sueño profundo. Verla acostada en el sofá, abrazada a un pequeño peluche y respirando pausadamente tan sólo le remarcó más la idea de que era un ser indefenso. Una rosa que había sacado sus espinas para defenderse, esa era la única explicación que le encontraba al hecho de que hubiera provocado esas explosiones, porque dudaba mucho que un cuerpo tan pequeño pudiera contener tanta maldad. Le acarició la cabecita rubia y le tapó con una manta antes de meterse en la ducha y pensar tranquilamente que haría ahora que sabía que ella había ocasionado todo eso. La idea de entregarla seguía siendo repugnante en sus oídos y lo era también encontrar a sus padres, aunque era la más sensata. Eran ellos quien debían cargar con el muerto, no ella, pero la había arropado entre sus brazos, la había protegido y cogido cariño. No, abandonarla ya no era una opción. No cuando se juró no volver a verla llorar. Era una niña y todo niño merece una segunda oportunidad. Además aún no sabía lo más importante... ¿Por qué lo había hecho?


El agua caliente comenzó a relajarle todos los músculos del cuerpo. No había sabido hasta ese momento lo muy tensa que estaba, al sentir como la espalda y los hombros se relajaban también sentía el dolor de las agujetas. Suspiró una y otra vez, intentando relajar no sólo su cuerpo sino también su alma. Necesitaba encontrar en ese breve tiempo antes que la niña se levantara, una solución para todo. Una opción que no lastimara a la pequeña. Le gustaría seguir adelante con esa idea, pero la duda del por qué no la dejaba arrancar las raíces y comenzar el plan. Su parte morbosa quería saberlo. A veces la curiosidad era mucho más lógica que otras cosas, porque en cierto modo si la niña había hecho eso antes... ¿Quién le aseguraba que no lo volvería hacer?
  • ¡Es una cría! ¡A los niños se les enseña! - gritó casi sin darse cuenta, contestándole a la voz de su consciencia. 
  • Soy Layla...- gimoteo una voz fuera de la bañera. Enea abrió la cortina para encontrarse a la niña, con sus ojos grandes llenos de lágrimas y aún abrazada al peluche.- Layla, es Layla... no una cría.- sus labios se curvaron en un adorable puchero.- Layla ¿Se portó mal? 

Era la primera vez que la oía hablar, su cerebro estaba registrando su voz para poder así reconocerla en cualquier lugar. Supo en ese momento que se había vuelto su madre, ya no habría manera de que la pudieran separar. Haría lo que fuera para protegerla, aunque ello supusiera poner en riesgo su propia vida. Sonrió triste, salió de la ducha y la abrazó, sin importarle empaparle la ropita. Layla estiró sus brazos y la cogió con fuerza mientras lloraba y repetía Layla es buena, Layla será una buena niña. Layla no quiere quedarse sola, por eso...El sonido del teléfono cortó su declaración, pero Enea comprobó que todo lo ocurrido lo había hecho por algo, o más bien por alguien. Todo hijo tan sólo quiere hacer feliz a sus padres, quiere que sus padres le quieran y por eso hacen cosas que nadie podría entender. Esa criatura tan sólo quería que la vieran... y quizás ella había sido la única que realmente la había visto. Un pequeño ángel manchado de sangre y llorando en soledad.
La cogió en brazos, salió del baño y cogió el teléfono, teniendo muy claro lo que iba a hacer y también a quien se lo iba a pedir.

  •  Justo... quería hablar contigo.- le dijo a la persona del teléfono. 

Capítulo 1 <<                                                                                                                      Capítulo 3 <<

Comentarios

  1. ¡Hola! Me encanta la historia. Aunque ya no sé si la niña es psicopata o no. Me dejas con la intriga XD

    Espero la continues pronto.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La niña es solo una niña xD pobreta mía. Me alegra que te tenga en intriga.
      Un beso

      Eliminar
  2. Me recuerda un poco a la peli de la huérfana... Esperaré la continuación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he visto esa película... seguro que es de miedo, con el nombre.
      Un beso

      Eliminar
  3. Muy tierno este capítulo, a la vez de su incertidumbre. Me parece que la nena le ha despertado el sentimiento maternal. La imagen es un buen completo con este capítulo. Que secreto guardara este pequeno angelito!?
    Bso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A que si? Es que la vi y me enamoré. Me alegra que te haya gustado y si, esa nenita ha despertado amor y todo. Hasta a mi me ha salido ese instinto.
      Un beso

      Eliminar
  4. ¿La pequeña es peligrosa? Que intriga.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Hybrid Child

Vocación

Doctor Macizo