La Elegida

¡Vuelvo con el reto de Inspirándome con un elemento!
Lo he tenido un poco abandonado, pero bueno ahora lo retomo como tantas otras cosas y como estoy haciendo trampas en el otro reto, quiero hacer éste bien.
Como bien sabes, tengo que inspirarme con el elemento que la autora pone en su blog, y ésta vez toca ésta foto. Tengo un problema, porque leí la historia de Roxana y claro ahora me siento inspirada por ella, así que veré que me puede salir...






La Elegida
Desde pequeña había oído historia sobre seres naturales, no era algo que le viniera de nuevo. Su familia era bastante extraña, tanto su padre como su madre y si debía hablar de su abuela, podría decir que era una especie de bruja del siglo XIX. Aunque a ella le gustaba llamarse una Druida. Algo que realmente a ella le importaba bien poco. No creía en nada de lo que le decía su familia, quizás era porque era demasiado racional o porque era una adolescente y a esa edad la opinión de los adultos carecía de importancia para los jóvenes. El punto era que no creía en nada, pero aún así estaba en medio de ese bosque, con una capucha roja, llevando una lámpara de vela y esperando alguna extraña señal. Más de una vez estuvo apunto de dar la vuelta y regresar a su casa, pero tenía la sensación que si así lo hacía su familia se sentiría muy defraudada, aunque no estaba segura de qué. Había escuchado que esa noche era la "iniciación" para los de su "raza", como le gustaban decir a sus padres, pero por muchas historias o leyendas que le hubieran contado jamás había escuchado nada como eso, por lo que seguía en las mismas.

El viento comenzó a soplar con fuerza, arrastrándola hasta un lugar del bosque. No paro su marcha hasta que se encontró con una mansión abandonada. Ésta daba miedo, pero ninguna de sus alarmas se le encendió, por lo que impulsada por un coraje extraño se adentró en la casa.
Todo estaba oscuro, las paredes agrietadas, las ventanas rotas y olía a guardado y a moho. Un frío le paralizó y sintió que alguien le respiraba en la nuca. Al girarse una parte de su cerebro pensó en que no se encontraría a nada, pero la otra, pensó que quizás todas las leyendas y cuentos existían, por lo que antes de hacerlo respiró profundo, cerró los ojos y se arriesgó a ver aquello que se suponía que debía ver.
Delante de ella una extraña criatura le miraba, tenía los ojos grande, el cabello largo y morro de perro. No parecía especialmente agresivo, más bien, cuando sus miradas se encontraron ella se sintió totalmente calmada. La criatura bajo la cabeza, dejando que le acariciara el pelaje y éste comenzó a ronronear. Pocos segundos después más seres como aquel apareció y por primera vez en años comprendió que su abuela no estaba loca...

Comentarios

  1. ¡Oh, qué alegría haberte inspirado! Me hiciste el día <3333

    Me ha gustado mucho, me encantó que ella no creyera en nada pero igual siguiera el camino aunque sea por costumbre y acabará en un final tan mágico <33

    ¡Precioso!

    Bye!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro que te haya gustado! Si, me inspiraste... tu relato fue tan maravilloso.
      Estoy contenta :D
      ¡Un besito!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Bueno, quizás haga alguna cosita más... xD

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares