28 de enero de 2015

Adolescentes

¿Volverías a ser adolescente? Esa pregunta me la hizo una de mis hermanas mayores hace unos días. Como primera respuesta mental dije "No", luego me quedé pensando y me pregunte "¿Tuve una adolescencia?". Obviamente tuve 12,13,14... pero no recuerdo haber pasado la "Famosa" adolescencia. Esa etapa de tu vida que todo cambia: tu cuerpo, tu mente e intentas buscar un hueco en el mundo. Se podría decir que entre los 12 a los 18/19 estas personas son como unos camaleones. Se van amoldando allá donde están para poder encajar. Por lo que me afecta a mi, quise ser un camaleón en su momento, pero debido a mis características personales nunca lo fui. No recuerdo haber tenido una adolescencia muy problemática, lo típico... quizás fue algo diferente por el acoso que sufría de pequeña, pero nada lo suficiente dramático para recordarla como algo "horrible". Pero aún así, sin haber pasado una mala adolescencia... sin ninguna duda no volvería nunca. Ni aunque me pagaran...
Una de mis hermanas pequeñas está en plena adolescencia: cambios hormonales, humor, busca su lugar en el mundo... Se siente incomprendida e intenta con todas sus formas que la gente la entienda, o por lo menos que intente aceptarla. Quizás lo veo así, porque hace poco pase por su etapa, pero también... veo otra cosa: está increíblemente dulce.

Creo que para tratar con adolescentes, deberíamos abrirles nuestro corazón, intentar no cuestionar lo que hace o lo que dice. Simplemente guiarlas de forma silenciosa, ofrecerles tu hombro y en momentos adecuados, ofrecerle un castigo proporcional a su conducta. No hay que recordarle continuamente que está en "la adolescencia", porque no han pedido estar ahí... No hay que reprobarla por sentir lo que siente. Simplemente estar ahí...
Evitar que cojan malos caminos, malos hábitos pero siempre desde un punto de vista amable, comprensivo... porque después de todo, en esos momentos que tu ni sabes lo que haces, supongo que lo que más necesitas es una mano segura a tu lado. ¿No?

26 de enero de 2015

Off-On

Muchas veces me gustaría que hubiera un pequeño interruptor en mi cabeza. Un botón que conectara mi sistema nervioso y que pudiera decidir cuando y dónde encenderlo o apagarlo. Así seguramente muchas cosas no me pasarían.

En lo que llevo de vida tan sólo logro estar 100% segura de una cosa: pensar es malo. Te lo mires donde te lo mires y por donde te lo mires. Pensar te abre la mente, y esto significa que te planteas cosas que realmente no son necesarias, pero llegas a un momento que tu mismo cerebro considera que es necesario pensar en ello... en ese instante, a veces, sería necesario tener ese maldito botón. Ir a la parte posterior de tu cerebro y pulsar el "off". Así todo pensamiento basura se va con el botón. Pero lamentablemente el cerebro es inútil para eso y aún no han logrado crear ese mágico botón, y como sustitutivo crean las pastillas de la felicidad... Los noseque bloqueantes de noseque putas. Si te lo miras por la parte positiva, es interesante que hayan creado una sustancia que haga frenar esos pensamientos basura, pero al mismo tiempo te estás metiendo más basura en el cuerpo. Entonces... ¿Qué sería lo bueno y qué sería lo malo?
Dicen que sarna con gusto no pica, pero... ¿qué elegirías entre lo malo conocido o lo malo por conocer? Los pensamientos basura los conoces, te haces amigo de ellos y eres feliz, pero... llegas a tu límite y te cansas, por lo que acudes a la bendita pastilla de la felicidad, que por consiguiente te trae más mierda...así que realmente te planteas si te compensa. 

El cerebro es un órgano que está para joderte la vida. Es algo que aún esta sin investigar totalmente, por lo que muchas partes son desconocidas. Es como el lado oculto de la luna. Muchas personas se hacen hipótesis de lo que hay allá, hacen películas e incluso desvarían sobre posibles poderes o no se que mierdas... pero realmente es que no se sabe, o quizás no se quiere saber. O quizás que no interesa del todo. ¿Quién sabe?
Precisamente por todo eso, es necesario el puto botón... en serio, si algún científico está leyendo esto, por favor... inventa el maldito botón. Fijo que te forras. En serio. 

21 de enero de 2015

Sexo, Cuerpo y Amor

La vida está hecha a base de matices, de tonos grises, blancos y negros. Nada se puede pintar solo de un color y el que intenta hacerlo, está equivocado. Yo estaba equivocada, hasta hace poco...

Durante mucho tiempo he querido juntar en la misma línea : sexo,cuerpo y amor. ¿Por qué? No puedo imaginar tener sexo sin amor, y no puedo encontrar el amor si no quiero mi cuerpo. 
Siempre he dicho, si quieres que la gente te quiera, primero debes quererte a ti mismo. En el momento que te aceptes, todo lo demás viene... pero ¿Qué pasa cuando quieres sólo una de esas cosas?
Ahí comienza el problema... 

Si una mujer sólo quiere tener sexo sin compromiso: Es una puta. 
Si una mujer no le importa mucho su físico: Es una descuidada.
Si una mujer no quiere amor: Será una vieja de los gatos. 

18 de enero de 2015

Amos y Mazmorras

Después de 2 semanas leyendo sin parar... ¡los terminé! Ya puedo hablar de éstas fascinantes historias que te harán salir con las bragas mojadas y con el corazón en la garganta...

La doma y el torneo.
Es la primera historia de ésta saga de libros.
Cuenta la historia de Cleo Connelly, una agente de policía que siempre había querido trabajar como agente del FBI y seguir los pasos de su hermana. Después de haber suspendido el exámen para ser agente, le piden ayuda para salvar a su hermana, que estaba metida en un caso de trata de blanca, drogas y demás. Ella acepta el caso, pero no esperaba que su hermana estuviera metida en un caso de BSM y la persona que le tenía que instruir era Lion Romano, su amigo de la infancia y amor de infancia.

16 de enero de 2015

Sexo en Nueva York

Nunca me había interesado mucho esta serie. ¿Por qué? No te sabría decir. Había visto algún que otro capítulo aislado, pero no lo suficiente para engancharme y querer terminarmela. Pero como en las vacaciones se tiene mucho tiempo, y ya no tenía series por ver, decidí abrir el baúl de los recuerdos y darle  una oportunidad... 

El argumento es el siguiente: Cuatro amigas que buscan el amor, luchando contra una sociedad algo podrida en una gran ciudad como es Nueva York. 
Con este pequeño resumen te puedes hacer una idea de lo que hay: historias románticas, sexo, problemas, trabajo...etc.
Los capítulos están estructurados de la siguiente forma: Carrie (que es la protagonista inicial) hace una reflexión sobre X tema, y de ahí se va desarrollando los hechos. Al final, hace la reflexión definitiva cerrando el episodio con un pensamiento diferente al que comenzó. Dicho en otra forma, abre una pregunta y al final la responde.

La serie es una clara crítica a la sociedad y sobre todo al papel de la mujer. Como esta se ha abierto camino entre un mundo dominado entre hombres, y como éstas luchan por sus sueños y para mantener su posición. 
Evidentemente no todo es un camino de rosas, porque entre las cuatro amigas hay mucha diferencia, y aunque no comparten algunas cosas, se adoran. Diría que el mensaje final, es que sobre el amor, el trabajo y la familia, la amistad es lo principal. 

Veamos las protagonistas son:
Carrie:  Es la primera. Una escritora que hace una columna sobre el sexo en una revista. Busca el amor e intenta explicarlo de forma divertida, expresando su opinión de las cosas a través de sus escasas experiencias. Evidentemente conoce a muchos hombres, tiene muchas citas, pero al final siempre acaba con SU amor.

Samantha: Es la más "liberal". Le gusta el sexo, es guapa, atractiva y tiene dinero. Piensa que si tienes un cuerpo hay que disfrutarlo. Durante toda la serie por sus piernas han pasado diversos chicos, todos y cada uno de ellos muy atractivos, hasta que conoce a dos hombres que le hace pensar en la monogamia. Después tiene cáncer, lo supera de una forma muy natural, y eso le hace cambiar un poco, pero después vuelve a sus raíces. 

Charlotte: Es la "tradicional". Busca la familia perfecta: un buen marido, una casa de sueños e hijos. Se pasa muchos capítulos en busca y captura, se casa con un hombre que parecía el definitivo pero que no compartían según que cosas. Ella tiene problemas para tener bebés, por lo que eso supone un problema enorme que le hace cambiar un poco su vida. Se vuelve a enamorar del hombre perfecto y cumple su sueño de cenicienta. 

Miranda: Es la trabajadora. Abogada, con un futuro para ascender, que tiene todo muy organizado. Es la más correcta y centrada de las cuatro. Es bastante estricta y cabezota, pero al final se enamora y tiene un hijo con el quien es el amor de su vida. Su amorcito es totalmente diferente a ella, así que se le plantean muchos problemas.

Cada una de ellas durante la serie van creciendo, su forma de pensar cambia e incluso hay momentos que no estás de acuerdo con lo que hacen, pero después lo piensas y dices...¿porqué no?
Esta serie me ha hecho plantearme muchas cosas sobre el amor y otras tantas sobre ser mujer. Es una revindicación a la mujer, a que disfrute su vida como ella quiera y que no se plantee el que dirán...después de todo solo una misma puede decidir sobre su felicidad. ¿No?

Más años

No tengo el recuerdo de "Querer ser mayor". 
Nunca fui una niña demasiado ansiosa en crecer (...y mira como estoy ahora) y la edad nunca supuso un problema para mi. El cumpleaños tan sólo era una excusa para recibir regalos, hacer una fiesta y divertirme con mis amigos.
Por lo menos ese era mi pensamiento hasta que llegué a los 18... 
A los 18 se supone que toda persona cierra un capítulo de su libro, que comienza la gran diferencia y comienzan los "Deberías...". En ese momento, mi pensamiento sobre el cumpleaños se comenzó a distorsionar, y sobre todo en el mal sentido...
En un abrir y cerrar de ojos tuve 19, luego 20... y así el soldadito y el patito. Cuando me quise dar cuenta; mis amigas se habían graduado, tenían pareja, coche, un pensamiento de futuro... y yo me veía en el mismo lugar dónde estaba con 18. La ansiedad y la presión de el "debería" comenzó a angustiarme.
Siempre he dicho que cada persona ha de ir a su ritmo, pero la sociedad no te deja tomarte tu tiempo para hacer las cosas. Llegas a una edad y se supone que has tenido que hacer un montón de cosas, y si no lo haces está mal...
Pasa lo mismo con el sexo, novio, coche y demás temas. ¿Por qué debo hacer todo, como los demás? Me molesta que me hagan sentirme mal por no hacer las cosas que se "supone" que debería hacer por mi edad. 
Honestamente ¿a quien le importa? A mi me importa que no me dejen respirar, que me metan prisa cuando todo llegará a su tiempo.

Ayer cumplí 24 años, y se supone que debería terminar la carrera, comprarme un coche, casarme y plantearme una hipoteca... No sé, por los momentos la primera la cumpliré. Las otras dos ya me tomaré mi tiempo...
Ya cuando llegue a los 25 no sé que haré. 

13 de enero de 2015

Big Eyes

Ayer fui a ver la nueva película de Tim Burton. 
No soy muy fan de éste hombre, precisamente por su estética lúgubre y medio de terror. Me considero bastante cagueta, así que las películas donde vaya a pasar miedo o algún susto, no son mi mayor elección. Pero a pesar de todo, ésta película me llamó la atención...
En los años 50-60, Margaret decide separarse de su marido e irse con su hija a otro lugar, ahí conoce a Walter Kane. Él admiraba su talento como pintora, y para asegurar su vida deciden casarse.
El problema comenzó cuando Walter se agenciaba los méritos del trabajo de ella, causando más que un problema... 

El argumento al estar basado en un hecho real, en cierto modo hace que me interese más que si fuera tan sólo una historia. Tiene el valor añadido de que la mujer, tuvo la energía y las ganas de contar su historia, y además el director ha tenido el buen gusto de hacer algo dramático sin que llegue a ser demasiado desagradable. Y sin ninguna duda, estaría segura que Margaret se ha visto totalmente reflejada ahí. No vi que fuera demasiado irreal ni edulcorado con nada. 
El guión no diría que ha sido sublime,pero las partes donde se revela que Walter es un maltratador, lograron poder plasmar las típicas frases que uno diría.
La banda sonora ha brillado por su ausencia. Considero que la música es muy importante y aquí no han sabido sacarle el mayor partido y eso que se prestaba a que fuera buena. 


11 de enero de 2015

Correfoc

Cuenta la historia que X día de Enero, los demonios invadieron Mallorca y se comieron a todos los humanos, hasta que apareció Sant Antoni (San Antonio) y los mató a todos, dejando a la Isla fuera de peligro...

A partir de ésta leyenda se creó la llamada "Fiesta de San Antonio", suele durar hasta el día de San Sebastían, que si no voy mal es el patrón de Palma, y se hacen torradas (parridallas) y los conocidos "Correfocs".
Los "Correfocs" son una especie de procesión de personas disfrazadas de demonios, que emulan la "conquista" de los demonios sobre mallorca. Mientras van avanzando hay algunos demonios que llevan antorchas, otros petardos y bombines. Como en toda fiesta, no puede faltar la música, y ahí está la fantástica batucada. Es una banda con pura percusión que dan el ambiente al momento...

Desde que vivo en España (hace 16 años) siempre había escuchado hablar sobre los "Correfocs", de pequeña recuerdo haber ido a uno o dos, pero ninguno me había impactado tanto como el de hace 3 años. Fue sublime. 
Durante los 3 años siguientes no fui a ninguno, hasta que una amiga me invitó a los "Correfocs" de Sa Pobla. No fue nada impresionante ni glorioso, como aquel, pero lo suficiente bonito para pararme a escribir en el blog.

Mientras observaba como el ambiente se iba llenando de música y el humo de los petardos se iban expandiendo por todo el aire, pensé que quizás, toda esa gente, lo debía sentir. Debía meterse en el papel de ser un demonio, de comerse a la gente y querer gobernar sobre todo ser vivo que ahí habitará. No sé. Sentir como los bajos rebotan en tu pecho, como el humo entra en tus ojos y la excitación de huir si se acerca uno de ellos... no sé, hizo que algo fuera de lo extraordinario sea bonito de recordar.

Hablando de forma crítica y quitando la parte poética, me pareció muy pobre. Que los demonios solo se movieran por el medio de la plaza, en vez de seguir un camino, previamente meditado. La puesta en escena de los músicos, centralizada en la tarima sobresaliendo de los demonios... ellos no debían resaltar, se debían unificar con los demonios. Después los disfraces, han estado bien pero no daban terror. La música ayudaba y si tienes una imaginación potente, podrías llegar en clima, pero...¿Y si no?
Cosas buenas, los petardos, los remolinos y las bombetas... ¡magnifico! Hicieron un camino de petardos que al final fueron explotando todos como un camino. Te asustas y al mismo tiempo estás excitado por saber cuando comenzarán a explotar la parte que está por tu lado.  Y la decoración de la plaza, no fue lamentable pero podría haber estado mejor.

Para una adulta como yo, me emocioné. Quizás no lo suficiente para darle un 10, pero quizás un niño pequeño le daría un 11, porque veía el rostro asustado de los niños.
Veré el año que viene o otros a ver que tal son. 

5 de enero de 2015

Gatitos, gatitos, gatitos


Los perros son el mejor amigo del hombre. Eso nadie lo niega. Pero el gato, es el compañero de vida de una persona. Está ahí siempre. Aunque tu no lo veas está por algún lugar de la casa... y cuando lo llamas, quizás al momento no aparezca, pero aparecerá...posiblemente cuando tenga hambre o alguna otra necesidad. 
He oído a mucha gente que prefiere a los perros que a los gatos, por diversos motivos...pero creo que el gato es mejor que el perro.
He aquí mis motivos:
- El gato necesita mismos, cuando él quiere y los justos. Así que si conoces los horarios emocionales felinos, podrías tener una hora al día de amor asegurado.
- El gato duerme contigo toda la noche, y no te agobia.
- El gato te puede servir como despertador, masajeador y relajante.
- Según he leído los gatos sienten "cosas" sobrenaturales. Así que si hay un fantasma, el gato te avisará.
- El gato no necesita mucho cuidado, no lo tienes que sacar a pasear, y no es muy exigente.
El gato es sin ninguna duda el mejor amigo de los humanos. Porque son super amoroso, aunque uno crea que no. Si tú quieres a tu gato, tu gato te querrá a ti para siempre.

4 de enero de 2015

Hombres de la literatura II

Seguimos con la destripación...

 Damon Salvatore de Crónicas Vampírias escrita por L.J Smith.
Es malo, sabe que es malo y le gusta ser malo. Acepta que es un capullo elemental y está en parte de su naturaleza, pero eso no le impide enamorarse de Elena y quererla a su manera. 
Aunque este Damon, está un poco modificado por la serie más que por el libro, pero igualmente la esencia es la misma.
Es protector, dulce, romántico y malote, pero al mismo tiempo tiene claro sus debilidades y como hacer para luchar contra ellas, para evitar hacer daño a las personas que quiere. 
Literalmente daría su vida para salvar a las personas que quiere, y eso que es un vampiro.
Es malo pero bueno...
Sí, hace tiempo que estoy enamorada de él. 


3 de enero de 2015

Los hombres de la literatura

Antes de que vayas a criticar mi gusto literario, quiero decir algo en mi defensa. Me he leído una cantidad considerable de libros, por lo que realmente acordarme de todos es prácticamente imposible y aún es más imposible acordarme de los hombres que hay en éstos. El género que más abunda en mi estantería es el romántico, así que evidentemente habrá hombres y amor... y como tengo un gusto bastante ecléptico puedes encontrar desde novelas ricas como Orgullo y Prejucio, a algo totalmente insulso como 50 Sombras de Grey. Así que relájate, aquí no hablaré de la literatura, sino de forma frívola de los HOMBRES. Benditos seres que nos desquician y vuelven locas aún siendo inventos de una mente retorcida. 

Después de éste anunció haré un desmebriamiento de los hombres de la literatura y diré porque nos enamoramos de ellos, evidentemente A MI pareces y haré una crítica un poco contradictoria, porque si estoy haciendo este post es porque yo siento lo mismo. ¿No?
¡Vamos allá!

2 de enero de 2015

Naruto

Un propósito de año nuevo fue: acabar Naruto Shippuden. Comencé a verme la seria hace unos tres años (creo) y la abandoné por falta de paciencia y por un excesivo relleno. Hace como un mes más o menos, anunciaron que al final, después de 15 años de la serie, llegaba a su fin. Así que como buena otaku, decidí seguir viéndola... evidentemente saltándome el relleno, porque por muy aburrida que esté, ver el relleno de naruto necesita otro tipo de aburrimiento existencial...

Para la gente que no conoce Naruto, es la historia de Naruto Uzumaki un niño que quiere convertirse en Hokague (como un presidente), pero resulta que el niño es un poco especial porque tiene una bestia dentro y todo el mundo odia... entonces la historia de las aventuras de Naruto para cumplir su sueño. 

Realmente la serie me gusta, pero por culpa del relleno se hace muy pesada de ver, y eso hace que te canses y la abandones. 
Me gusta principalmente por la historia del protagonista, es triste y demuestra que por mucho que sufras puedes seguir para adelante. También las relaciones de amistad, lo fuerte que pueden hacer, y evidentemente el amor incondicional que hay siempre. 
La banda sonora es increíble... diría que lo más triste de la serie es la banda sonora, más que otra cosa. Siempre que aparece la musiquita... ya sabes que vas a llorar, y ahí lloras.
El dibujo es bueno, proporcionado... y aunque hay muchos bichos, incluso los bichos están proporcionados. Los colores, los paisajes...todo esta bien. 

Si estás pensando en verte la serie ...¡hazlo! Pero pasa del relleno. En serio, así no te desenamorarás.