1 de mayo de 2015

Rubí,Zafiro y Esmeralda

He de confesar, que he mirado varias veces estos libros... pero pensando que eran para adolescentes, no me atrevía a leerlos. Hasta que en fin... la lectura te atrapa y no te deja salir ¿no?

Rubí, Zafiro y Esmeralda te cuenta la historia de Gwendolyn Sheperd, una adolescente de 16 años que viene de una familia acomodada, con el Gen de saltar en el tiempo. Durante toda su vida, ha estado esperando que el gen afecte a su prima Charlotte, pero pronto descubre que no es Charlotte quien lo tiene si no ella... 

Los tres libros desarrollan como Gwendolyn comienza a descubrir cosas sobre el Gen, del salto del tiempo y como está más involucrada en todo eso, que sus propios antepasados.
En todas sus aventuras, irá acompañado del apuesto Gideon de Villeirs que es otro portador del gen. Y obviamente entre ellos se desatará la pasión...

Mi veredicto es... ¡Me ha encantado! Sinceramente no esperaba que me enganchara tanto. Y sin duda me lo volvería a leer. 
El argumento es sensacional, algo diferente... un fresco. Aunque habla de viajes en el tiempo, y sigue las teorías fijas... el añadido de poner las piedras y todo el misterio. Es un punto a favor... El detalle de los traje, las descripciones tan específicas...mmm un dulce para los sentidos.
El libro está narrado en primera persona, pero con un baile de tiempos y sobre todo, no es siempre así. Hay pequeños cortes temporales y es divertido.
La historia de amor es... divina. El humor perfecto... y como no, he soltado lagrimitas y todo.
Sin ninguna duda se irá a mi estantería de preferidos. 

Mem aquí algo de spoilers...



He de confesar que al principio, tenía mis sospechas de que Gwendolyn fuera la hija de Paul y Lucy, pero a medida que iba avanzando la historia dudaba a cada paso. Pero fue todo un deleite saber que estaba en lo cierto... 
Algo que me alucinó, es que Bernhard fuera el hermano de Gwendolyn. Jamás me lo hubiera imaginado, aunque después que lo sabes, todo tiene sentido. 
Esos detalles hace que disfrute más la lectura.
Después el hecho de que el Conde, al principio pareciera bueno, te despista y cuando ves lo cabrón que es... dices ¡A la mierda! Que se muera ya por cabrón.
Y sobre todo que tuviera una identidad falsa... es divertido.
Lo que si, es aire fresco es que la protagonista matara a alguien... aunque fuera por defensa propia. Me sorprendió y agradó al mismo tiempo...es fresco y bueno.
Desde luego, no suelo leer novelas con las que la prota mate a alguien... aunque he leído, siempre es divertidamente extraño y nuevo.
Luego, la presencia de fantasmas y los Daemon... hacen que todo lo ilógico de la historia sea mejor.
Y para redondear, toda la historia familiar...es tan buena. En algunos momentos, si hubiera sido Gwen habría pegado golpes a diestra y siniestra...uff que irritable.

Sin ninguna duda, me encantó el libro. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada