31 de diciembre de 2011

2012

Éste será mi año. 
Lo sé, no porque sea una pulsación de alguna parte de mi cerebro o porque me lo haya dicho una bruja. Simplemente porque me lo he propuesto y lo cumpliré. No son uno de esos deseos supérfluos, vacíos y materialistas.
El 2012 haré las cosas a mi manera, teniendo fe en lo que hago, sintiéndome feliz con lo que tengo y deseando seguir para delante a pesar de las barreras.


Éste año quiero regalarle a la gente: Confianza. Es algo tan simple que muchas personas la consideran insignificante, y por esta sobrevaloración mucha gente se queda encerrada en su casa, mirando la televisión sin salir al mundo.
La Confianza en estos tiempos escasea, puesto que no se necesita para encontrar trabajo, para darle comida a tus hijos o encontrar algo que te haga feliz... pero en cierto modo si que tiene importancia.
La Confianza es algo del ser humano, algo único y que se debe cultivar, cuidar y ejercitar. 
Quiero que mis queridos lectores, consigan la confianza para cumplir sus metas, para seguir soñando, para tener el valor de decir aquello que no han logrado decir, hacer lo que desean y ante todo..
"Tener la Confianza que se puede ser feliz"
A veces, el mínimo detalle es lo más importante y lo que aporta más felicidad.


Sólo me pasa a mí te desea Confianza y un Feliz 2012. 

30 de diciembre de 2011

Tiempo

Soy una fanática al tiempo; me gusta que todo este listo cuando yo quiero, cuando me levanto de la cama tengo todo organizado y cronometrado para hacer lo siguiente.
Es fácil marcar el ritmo de tu vida, si tienes claro lo que es de preferencia y tal, pero ¿Qué hago cuando no puedo?
Primero me pongo a llorar, me doy tres horas para lamentarme y cuando cumplo mi tiempo de maldecir el mundo vuelvo a empezar. Sencillo, práctico y no causa molestias a nadie.
Soy adulta, y la verdad no me he dado cuenta cuando comencé a serlo. Quizás cuándo me vino la regla, cuando pagué algo por primera vez, cuando tuve las llaves de mi casa... cuando conseguí trabajo.
¿Cuándo? No lo se, no tengo el control de ese tipo de tiempo. Tan sólo miro para atrás y digo "Anda, si fue ayer cuando..."
Es triste saber que el tiempo pasa y tu no puedes hacer nada. Normalmente nos viene a la cabeza cosas en plan "Si volviera atrás haría tal" y yo pienso... ¿Qué haría? Bueno, me gustaría cambiar algunas cosas de mi vida. A decir verdad bastantes. Pero luego pienso.. si las cambio nada de lo que tengo ahora sería igual. Mis amigos serían otros, mi trabajo y mis deseos cambiarían totalmente.
Y posiblemente estaría en otro lugar.
El tiempo pasa, duele mucho y no se sabe cuando ocurre, pero es así. 
¿En qué momento me gusto esto?¿En qué momento me desagrado eso? Es raro, pero nunca nos acordamos de cuando empezó algo ( a menos que lo tengamos marcado en un calendario) pero siempre de cuando acabó.
El final es más triste que el principio, dependiendo de qué cosa hablemos. Pero por regla general, da mucho pena cuando una peli acaba, cuando pasas la última pagina del libro, cuando una relación acaba, cuando te graduas, cuando se acaba el contrato, cuando quitas el árbol de navidad...
Hay tantas cosas...
Con este pequeño prólogo comienzo el análisis del año 2012. 
Espero que lo leas.
SE FELIZ.

27 de diciembre de 2011

De Quita y Pon

En un post, hablé sobre los pechos postizos, maquillaje y todo lo extra que se pueda poner uno en el cuerpo... pero realmente no era eso lo que quería decir. Saben eso cuando tiene muchas cosas en la cabeza y al final terminar de decir todo lo contrario. Pues eso me suele pasar. Algo muy humano. 
Si, soy humana. 


No estoy a favor de las operaciones estéticas. A menos que sean por razones importantes y suficientemente justificables. Por ejemplo: Tienes la nariz tan pequeña, que no respiras bien... o tantos pechos que te duele la espalda, o tanta grasa que ni con dietas ni con nada, se puede rebajar y eso te complica la vida. 
Ese tipo de cosas, si estoy totalmente de acuerdo. No me opongo ni miro mal. 


Me explico, pienso que todas las cosas feas que podamos tener en nuestro cuerpo, la podemos arreglar sin acudir a un quirófano. Estás gorda, has dieta. Te hacen ojeras las gafas, te pones lentillas. No tienes mucho pecho, te pones relleno. 
Aunque en eso también discrepo. 
Mi teoría es la siguiente: Somos lo que somos, con nuestras taras , manías y defectos. Somos personas, humanos.
Si tenemos que ponernos más tetas, más culo, taparnos la cara con maquillaje, ponernos una faja que nos comprime hasta el corazón... ¿Qué eres?¿Eres tú? Debajo de todo ese extra, está lo que es la persona original.
Pienso que cuanto más nos pongamos, menos reales somos. En cierto modo estamos engañando a la otra persona.
Y no es bonito.
A veces me levanto y pienso ¿me pongo las lentillas? realmente no me disgustan y tampoco es que sea un extra, pero realmente yo me veo con gafas y me siento como si estuviera engañando a las posibles personas que pueda conocer. También pienso, que tanto con gafas o con lentillas sigo siendo la misma persona. En si mismo, mi esencia no cambia. 
Pero... ese es mi caso.
Las personas que se ponen más tetas, simplemente viven para ellas. Las que se arreglan la nariz, viven por su nariz. Las que se quitan las arrugas, viven para una persona que fue hace mucho tiempo. Esa ya no eres tu. 


Engañas a los demás y te engañas a ti mismo. Somos humanos, engordamos, perdemos tetas, culo, nos arrugamos y nos encogemos. ¿Qué malo tiene eso? Es la vida.
No te engañes, simplemente se tú. 

24 de diciembre de 2011

Navidad

¿Qué es la Navidad?¿Por qué la celebramos?
Y no por el nacimiento de Jesús y tampoco por las leyendas Nórdicas del árbol y bla bla bla.
¿Por qué? 
Yo les responderé: Los regalos.
La navidad, al igual que el San Valentin, El día de la madre y bla bla bla, son una pura campaña para que la gente compre, compre y se vacíen los bolsillos. Por primera vez en 20 años, sé lo que es vaciarse los bolsillos... mi cartera está llorando. 
Después que nuestra codicia está llena viene La familia, El niño Jesús, El espíritu de la Navidad... por cierto ¿Qué es? 
No soy católica, tampoco cristiana... y realmente no se si Dios existe o no. Sé que hay un "algo" que está en el universo y que le da un equilibrio a la vida. Si quieres llamarlo Dios, así le llamaremos.
También hay pruebas que dicen que Jesucristo existió, pero la Iglesia lo asoció con su religión y después de montarse la película del siglo nació: La Navidad. 
Realmente la navidad es simplemente consumismo, las tiendas se llenas de dinero, las carteras se vacían y los niños son felices... mmm creo que es por eso que la Navidad sigue viva.
Por los niños. ¿Ven la cara de los niños cuando tienen sus regalos? Cuando le hablas de la Navidad...
realmente a ellos les da igual quien sea Dios o Jesucristo o Papá Noel, simplemente ellos entienden que van a tener un regalo... una recompensa por portarse bien.
O los Reyes Magos... ¿También existieron?
¿Qué es la Navidad realmente? Sin la religión... por favor. 
¿Qué es la Navidad?
Yo realmente creo que son los regalos, que la gente es feliz por recibir... y un poquito, quizás por dar.
También está la comida, el alcohol y reunirse con la familia... aunque supongo que eso también es una escusa. A la familia se le puede ver siempre...
Quizás necesitamos tradiciones para poder juntarnos con quien queremos, sin tener los remordimientos de un gasto excesivo o un empachón del siglo. 


Sea lo que sea "Sólo me pasa a mi" les desea una Feliz Navidad: 
¡Coman!
¡Gasten!
¡Engorden!
¡Besen!
Y ante todo... ¡Sean Felices!

19 de diciembre de 2011

Monarquía Familiar

La historia nos muestra los errores pasados de nuestra civilización y también los grandes logros que gracias a esos errores hemos tenido.
También nos demuestra lo muy estúpidos y avariciosos que éramos y lo que seríamos capaces de hacer, si nos volviéramos a encontrar en dichas situaciones... si algo lamentable, pero cierto. 


Desde que se historia ( y no hace poco) llegué a la conclusión que realmente la Monarquía era un asco. Y actualmente también lo es. No me  agrada que los reyes se vayan de viaje con mi dinero. Y no tengo nada personal contra ellos.
El rey es muy campechano, mandó a callar a Chávez y ya por eso se le debe un respeto.
Pero eso no viene a cuento. Si, ya se nota mi desagrado por según que persona. Pero yo no me meto en política, ya que todo es una farsa.
¡Yo soy una Indignada! 
En fin, eso tampoco venía a cuento, pero el sentimiento hippie-patriótico me ha salido. Lo siento. 
Ya me centro...
La monarquía es un asco, al igual de convivir o pertenecer a la familia de alguien famoso. ¿Por qué? 
Te condiciona. Es un asco, créanme. Y no digo que ser hija o hijo de un famoso sea algo malo. Si tu padre o madre son personas famosas... pues disfruta. Pero... ¿Y los hijos qué?
En la Monarquía pasaba esto: Si tu padre osease REY (mirar en la wikipedia si no sabes el significado de REY) o tu madre osease REINA, era una cretina o un cretino ya sólo por ser HIJO u HIJA de ese desgraciado te marcaba con lo que tu serás un desgraciado también.
Un ejemplo real: Los Romanov, una gran familia... un Rey cretino y un hombre estúpido que se creía mejor que los demás. El pueblo Ruso se reveló y terminó matando a toda la familia... 
¿POR QUÉ?
Es cierto que si tu eres hijo, tiendes a pensar un poco de la manera de tus padres, pero si eres una persona con dos dedos de frente puedes saber que si tu creadora o creador está haciendo algo mal o bien. Es tan fácil como sacarse un moco.
Evidentemente, sacarse un moco tiene su técnica por lo que supongo que también ser hijo de un cretino y luchar contra el cretinismo sería un trabajo arduo o difícil.
Ahora pongamos algo más cercano; Tus creadores son artistas, buenos y que tienen su fama. Por ende tu debes tener también el mismo don, a lo mejor no lo tienes de forma brillante, pero está ahí latente. O simplemente no lo tienes. A lo mejor no se te da bien dibujar un círculo perfecto y tu padre fue el diseñador de los circulitos del audi. 
Cosas que pasan...
Ahí es cuando viene el problema. La carga del hijo o hija por tener un padre famoso, que con su estela nubla a los demás. O te nubla a ti misma o peor aún ya te condiciona de que debes ser tan bueno como él o ella o incluso más.
En cierto modo también tiene su parte bonita, ver a tu padre-madre brillar, sentirse feliz y saber que es el mejor. Es algo muy satisfactorio, pero al mismo tiempo es en plan... ¿Seré tan buena como él/ella?
Mi madre en estos momentos me diría: Claro, si estudias cada día....
.....
Si, mamá... todo es posible. 


Tener alguien de tu familia famoso es algo bueno, uno no debe dejarse influenciar por eso, tampoco que a uno le afecte. Es verdad que puede haber una tendencia a... pero no siempre tiene que ser así.
Cada uno brilla a su manera, y ese pequeño brillo que se te hereda de tu familia también es capaz de brillar un poquito más.
Querer es poder. Lo tengo comprobado.
¿Tú?

17 de diciembre de 2011

Tiempo de...

La gente se enfada. Es algo muy humano.
La gente se pone triste. Es algo muy de mujer.
La gente es insensible... eso es más de hombre. 
La gente es estúpida.... eso es universal.
En fin...


El otro día me puse triste. Si, me pongo triste. Soy mujer... y ante todo HUMANA. Tengo sangre en las venas, también un corzoncito muy sensible. ¿Qué pasa?
Pues el otro día paso X y me puse triste, estuve una parte de la mañana ahí medio llorona, con el moquillo que se me caía y unas ganas de llorar terrible. 
En ese momento me acuerdé que cuando era más pequeña, le ponía unos días a mis amigas para que estuvieran tristes.
En el sentido de que por ejemplo: Suspendes un examen, puedes estar triste dos horitas.
Rompiste con el novio, tres días.
Y así de forma gradual dependiendo del estado de tristeza de dicha persona. Por lo que pensando, dije que yo también me tendría que poner fechas y límites para tener mi tristeza. Aunque a decir verdad, mi tristeza o enfado dura tan poco como un bostezo.
No me enfado con facilidad, pero tampoco me entristezco demasiado rápido.
Por lo que soy buena para decidir los días para que la gente se ponga triste, supongo que será porque veo las cosas de una forma distinta o... pensando de forma más egoísta porque me molesta que la gente este triste cuando estoy feliz yo.


Realmente no me considero una persona egoísta, tengo mis puntos como todo humano sano y cuerdo, y ante todo me importa mucho lo que le pasa a los demás. Llámenme chismosa o cotilla. Me da igual. Es normal que me interese por los demás si su tristeza o felicidad me pueda afectar.
Para bien o para mal. No soy una antisocial, me gusta el mundo. Mi mundo pequeño y reducido, pero el mundo externo al mío es igual de importante que los demás. ¿O no?
A veces quedo con gente, y ésta por x razón están enfadados, cansados o tristes y por esos motivos tienen que anteponer su estado de animo a los demás. ESO si que es egoísta.
Es verdad que también me pongo triste, me enfado y estoy cansada, pero aún así no cargo a los demás con ello.
Si quedo con alguien, a pesar de mis emociones, quiero disfrutarlo y no le voy a cargar a los demás con ello. En todo caso solo hay que contagiar la felicidad. SOLO la felicidad.


La gente está demasiado concentrada en su propia vida, en su propia miseria que deja de ver por los demás y carga así sus deseos de mal. 
No hay que contaminar el mundo, más de lo que ya esta.
Si estás mal, y te han invitado a salir piensa antes si quieres ir o no. Porque si sales para contagiar mejor quédate en casa.


Tenemos derecho de estar tristes, podemos tener 2 meses, 6 o 1 años o 2 si hace falta, pero que esta infelicidad no te eclipse la hermosura del cielo.
Sé feliz, que es lo único que el dinero no puede conseguir.


PD: Mi teoría es "El dinero hace la felicidad" pero eso no es muy cierto, hay mucho más factores que tener la cartera llena. AMA. Y estarás completo. 

10 de diciembre de 2011

¡Maquíllate!

Yo nunca lo haré. 
Y de verdad, quería creer eso. Me gusta ser como soy, mi piel blanca, mis ojeras permanentes y mi rubor natural.
Mi cara es demasiado original para agregar colores que me harán parecer una más del montón.
Lo creo, de verdad. 
Pero bueno, estamos en una sociedad que cuanto más color, maquillaje, ropa y extras que te pongas serás más bella y conseguirás más cosas. 
Es muy falso... pero ¿quién soy yo para intentar cambiar el mundo? Una chica que se aburre, que escribe y dice lo que piensa. No me trago nada. Si te molesta... pues no leas. Nadie te obliga. 


Desde que volví de Venezuela, llegué cambiada. Tanto físicamente como interiormente. Quizás dejé que me comieran la cabeza, quizás porque necesitaba un cambio... pero en el fondo sigo siendo la misma. Tengo los mismos principios y por mucho maquillaje que me ponga seguiré pensando que es innecesario...
o eso me gustaría pensar.
No me gusta ponerme base, no me gusta ponerme rimel, tampoco polvos y mucho menos me gusta ocultar mi rostro tal como es. Pero estamos en una sociedad que lo necesita, que bebe de eso, por lo que debo tragarme mis principios y hacer lo del montón. 
Si es que al final terminaré siendo una Barbie más... 
Tengo trabajo, tengo que poner rubor en mis mejillas, tapar mis ojeras y poner color en mis labios finos... ¿Por qué? No quiero, no lo necesito... pero lo tengo que hacer.
Y ahora, que no tengo que ir al trabajo, me veo en la inercia de tapar mis ojeras, de poner rubor en mis mejillas y poner color en mis labios.
Es cierto que le da vida a mi rostro blanco,
es cierto que estoy más arreglada... pero
¿Por qué?
Soy feliz... ¿Lo eres tu?

9 de diciembre de 2011

No es rosa

Éste año, lamentablemente he conocido a varias personas que tienen cáncer, o personas que tienen algún familiar con cáncer. Quizás soy un poco ingenua o simplemente me aterra hablar de este tema, porque después de todo a cualquiera le puede tocar ¿No?
Cuando hablamos de enfermedades, de la muerte... siempre nos aterramos y intentamos evadir el tema o diciendo cosas "Yo soy sana" pero el Cáncer no tiene nada que ver con que estés sana o insana.
Aún se desconoce las causas de ésta enfermedad, no hay cura  y tampoco sabemos como prevenirla. Es una de las enfermedades que más me aterra...
Hoy conocí un proyecto que habla sobre el cáncer de mamá, donde en fotografías retrata la vida de unas 100 mujeres en sus diferentes etapas de su enfermedad. Al lado de cada foto hay una pequeña descripción de como ve esa persona su vida, como lucha contra la enfermedad y que expectativas tiene del futuro.
Leí que esta enfermedad no tan sólo ataca al cuerpo biológico, sino también a la esencia de la mujer. A su parte física, ya que al tener que extirpar un pecho queda una fea cicatriz , y pierde parte de su sexualidad, de su feminidad.
The Scar Project, intenta concienciar a la gente de que esta enfermedad es mucho más que una cinta rosa, más que el paquete de compresas. Intenta ayudar a las personas que lo han pasado, demostrando su parte afectada y ayudándolas a volver a encontrar su sexualidad. 
Quizás no entendí muy bien el mensaje de este proyecto, quizás no quiero entenderlo porque mi mente se niega a creer que me pueda pasar... pero, viendo las fotos de estás mujeres llegué a pensar que hay un después del cáncer, se sobrevive. Hay un mañana, no todo es tan oscuro. 
Que hay esperanza... ¿no?


PD: Si eres muy sensible no te recomiendo que entres y veas las fotos, pero si que deberías entrar a leer el porque del proyecto.

8 de diciembre de 2011

Mi mundo

Mi mundo...
Cuando una persona se para a pensar ¿Qué es mi mundo?o¿En qué consiste mi mundo? A decir verdad nadie se lo ha planteado, posiblemente porque nos de miedo saber que lo que realmente nos importa es tan poco ético,bonito o... simplemente insignificante. Así que nos limitamos a evadir esas preguntas o simplemente contestamos aquello que es lo normal o cliche "Mi mundo es donde está la persona que amo". 
Es bonito saber que eres el mundo para una persona... pero seamos serios ¿Cuánto serías capaz de sacrificar por esa persona? Muchos dirían que todo, otros simplemente mirarían a otro lado... ¿Por qué?
Mi mundo, es pequeño. Muy pequeño en comparación con el de muchas personas. No soy muy codiciosa, no aspiro a grandes cosas. Sólo a lo que se que puedo lograr.


El mío consiste en las personas que quiero; En mi familia, mis amigos... etc.
Soy capaz de dar mi vida si fuera necesario, lo sé... desde siempre.
Es tan pequeño, tan frágil... pero es el mio, y no necesito gloria, poder, fama... o riqueza para que mi vida sea feliz y plena.
Tengo un mundo tan pequeño como una miga de pan, pero eso no se limita a mis seres queridos, quiero al mundo en general... pero no voy a perder el mio por los demás.
¿Quiénes forman parte de tu mundo?¿A quién invitarías a formar parte de él?
Piénsalo... no hace falta que sea muy grande... simplemente que te haga feliz. 
Solo importa eso.
Ser feliz. 

4 de diciembre de 2011

Peluches

    Mas o menos hace unos 13 años, cuando fui a Argentina, mi padre me dio dinero para que me comprara algo que me gustara. Evidentemente me dijo que era mi dinero, por lo que no me lo estaba regalando, sea lo que sea que me iba a comprar.
Pero cuando uno se hace mayor sabe que si te lo está regalando.
Entré a una tienda del aereopuerto y comencé a mirar un montón de juguetes. Pero nada me llamó la atención excepto dos peluches: Un gato con los ojos grandes y un perro igual. Recuerdo que estuve mucho tiempo pensando si quedarme con el gatito o el perrito.
Al final me quedé con el perrito: Que hoy en día aun está en mi cama.
Se llama Russ, aunque ya cuando era más grande me di cuenta que ese era el nombre de la marca y que realmente se llamaba Barrels. Pero no me gustaba ese nombre, así que se quedo con Russ. 


Todo esto viene porque aun con 20 años tengo peluches. Y duermo con uno. Con Russ. ¿Por qué? Realmente no duermo abrazada a él, y si voy a dormir a otra casa me lo llevo como una niña pequeña. Simplemente está en mi cama, en alguna esquina, o en mi abdomen para darme calor o simplemente está ahí.
De pequeña recuerdo que Russ era un amuleto, que me recordaba a mi padre y me cuidaba y defendía en la oscuridad cuando me iba a dormir. Lo abrazaba muy fuerte y los miedos se iban. 
Al irme haciendo mayor las funciones de Russ han ido cambiando: Cuando tenía 10 era un juguete, cuando tenia 15 un amigo que no me respondía, pero que me ayudaba a sacarme la furia de dentro. Y ahora a los 20 una estufa. 
Si pueden decir que soy infantil por tener un peluche en mi cama, y que después de que el pobre esta gris y no blanco, que se ha vuelto más pequeño e insignificante ante mis ojos y muchas veces el pobre amanece en el suelo. Me gusta. Tengo mi pequeño amuleto y estufa. Que tiene una década a mi lado.
Pasará a mis hijos y mis hijos a sus hijos.
¿Algún problema?
Admítelo, tu también debes tener algún juguete de pequeño que lo cuidas con celos. Es natural. 
Todos tenemos ese pequeño amuleto escondido en algún cajón o encima de vuestra cama.


PD: Fue un milagro encontrar a mi Russ por internet. Realmente es el mismo, lo que pasa que el mio está mucho más sucio. Los años y la lejía no funcionan con él.

1 de diciembre de 2011

El poder de la música

Si, soy un poco monotematica... ¿Y QUÉ? La música es DIOS, y no el dios cristiano o musulmán o paquistaní. ¡Mi dios personal! Qué es una esencia que no se ve, pero sabemos que está ahí.
Si, llamemosla Fe.  Como gustes. 


Como muchos sabes, amo la música. En general. Pero tengo una ligera debilidad por la clásica. Si, me encanta. La amo.
A pesar de que hay sin fin de músicos, obras que ni he escuchado... aun así la amo. El hecho de desconocer su totalidad no me priva de amarla. 


Siempre me planteo la duda de por que razón a un cierto grupo de personas, cuando hablamos de Kodali, Shubert o Pachelbel cruzan los ojos como si comenzaramos a hablar en chino. Quizás sea la ignorancia, pero incluso así.. hemos llegado a un punto, que todo el mundo la conoce. No la sabe amar (obvio) pero cuando escucha algo realmente bueno sabe admirarlo. 
El problema empieza cuando solo te cierras a escuchar una cosa y dejas que esa sea tu guía y comiences como ERUDITO a hablar de Música Clásica y tal, como si fueras la tapa de la coca cola. 
Repito, me falta mucho conocimiento musical para llegar a amarla absolutamente toda, cada una de sus notas y contrapuntos. Pero lo poco que se, lo amo y no me cierro.
Todo esto viene, porque llegué a la conclusión de que; la gente no se acerca a la música a menos que haya tenido una cierta entrada a ella. Que la escuches una vez. Esta bien. Muy bien, un gran avance. La cosa, es que normalmente nunca llega a una segunda vez, por lo que el bucle continua. Lo divertido comienza, cuando escuchas una, te interesa y buscas otra... y así poco a poco te das cuenta que tu Ipod tiene música clásica y ya no mirás a los que hablan de Bach mal. Si no sonríes y le informas de otra pieza, que esa persona no conocía. 
Es un poquito así la entrada al mundo musical clásico. 


¡Ah! Eso no era lo que quería decir... ya me he emocionado. A ver si me centro...


Realmente hay personas que escuchan música clásica, pero llegan a ella por algo muy curioso. Ahora ( y no se si antes de que tuviera conocimiento) muchas personas pasan las melodías de sus canciones favoritas a piano, otros a violín, después a la voz... y así más o menos va evolucionando hasta que te encuentras una canción pasada en Ópera. Y cuando la escuchas te vuelves a enamorar de esa canción y de la música clásica.
La música clásica está en el ambiente, siendo absorbida de una forma distinta pero está ahí. 
Es genial. ¿No creen?


PD: Para los que le interese, el culpable de este post es éste video. 
Si alguien se quiere enterar de que va la letra, tengo un post dedicado a esta canción en especial (risas).
Saga Evil 
Servant Evil Classical Version