31 de marzo de 2010

La sirenita

Estoy segura que muy pocas personas no han visto la película de "La Sirenita" de Disney, y si no han tenido la oportunidad de verla, seguramente han oído hablar de ella. Sí, esa película de la sirenita que quería ir al mundo exterior. ¿Se acuerdan?
Bien, al igual que hay películas que vienen de libros; está película también tiene sus orígenes en un libro. El señor Hans Christian Andersen escribió éste particular cuento; y muchos más como El Patito feo, Pulgarcilla, La princesa y el guisante... y unas cuantas más que en su biografía las podrán ver.
Pero no vamos a hablar de este hombre. Vamos a sacarle un poco de punta a la película, cuyo título comienza el post.
Antes de comenzar a indagar por mi mente, voy a dejar unos puntos claros. Los libros que tienen películas no suelen ser exactos. Al igual que ha pasado con muchas otras. Éste libro no es la excepción. Más bien hay un GRAN cambió del libro a la película (siempre hablo sobre la de Disney, no en otras ya que si suelen regirse por el original). Que se los pondré ahora.

- La sirenita no sube a la superficie hasta los quince años. El libro comienza cuando ella tiene diez años.
- Cuando ella decide subir a la superficie y quedarse como humana, la bruja del mar le da tres condiciones. Primera, debe darle su voz. Segunda, a cada paso que dé sentirá como si miles de cuchillos se le clavaran en las plantas de los pies. Y tercera pero no menos importante. Si el príncipe se enamora de otra persona ella se convertirá en espuma del mar.
- La sirenita cuando rescata al príncipe, lo deja sobre la arena y espera a que esté se despierta. Cuando lo consigue él sólo la ve un poco borrosa, luego la princesa (de el reino donde se encuentran) lo encuentra y él se enamora de ella.
- Y el gran final. El príncipe se casa con la otra princesa. Ella intenta matar al príncipe para recuperar su aleta, pero no puede y decide convertirse en espuma del mar.

Después de esto ya podemos hablar un poco de lo que quería.
Tanto la película y el libro son tristes. Según mi punto de vista. El libro es triste por el simple hecho de que ella se muera, y que después de todo lo que hizo ella para estar al lado del príncipe, él se enamore de otra. A mi eso me daría mucha pena.
La película tiene su punto triste. En general es bonita, romántica. Infantil, en claras palabras. Su final feliz, su príncipe su princesa y los animales que hablen. Pero... quitando todo lo mágico, todo el romance. ¿Cómo se debía sentir ella? Lo triste que estaba, deseando conocer la superficie, guardando en secreto tenedores, cuadros... ¡Su hermoso tesoro! Arriesgando su vida explorando la superficie... ¡En fin! Todo lo que se ve en la película antes del romance con el príncipe Eric.
Así mismo la película tiene su canción melancólica (Parte de él), dónde ella expresa sus sentimientos. Y luego llegó la gota que colmó el vaso. ¡El amor! Lo único que necesitaba para poder hacer aquello que deseaba.
Para conseguir aquello se despojó de su voz, y teniendo sólo tres días para disfrutar y recuperar los 16 años de anhelo. En el libro ella no sólo dejo su vos (más bien su lengua) sino tiene que sufrir para poder ser humana. Ya que las palabras textuales son estás: " Pero a cada paso te parecerá que pisas un cuchillo y que sangran tus pies. Además de que la bruja le dice que cuando su aleta se separé le dolerá. Como si le clavaran una espada por la mitad. ¿Os imaginais?
¿Vale la pena tanto dolor sólo para pasar 3 días junto la persona que amas y con todo lo que has anhelado? Aunque como dice el dicho: Más vale poco que nada.

Aquí les dejo la canción de Parte de él. No es la original de la película, es una de las tantas versiones que han hecho. Tengo que decir el vídeo es mío. Casero y hecho rápido y corriendo. Si me lo piden a lo mejor le pongo poemas o algo de mi otro blog. Si me lo piden.


video

Fans

Antes de comenzar, tengo que decir que no me encuentro en mi ordenador. Estoy en la UIB, en el despacho de mi madre, utilizando un ordenador del año de la pera. No tiene nada que ver con el post, pero me hacía ilusión decirlo. Era eso.
Ya he fardeado y ahora al meollo.
Todo artista tiene sus fans. A su madera. Pero tiene. Mi primer fan soy yo. Adoro cada cosa que escribo o que creo. Amo todas mis novelas, cuentos, post e incluso dibujos. Luego tengo a mis fans interactivos (como ustedes mis queridos plebeyos) y a mis amigos i/o conocidos.
Este post se los dedico a ustedes. Sí, es verdad. No estaís alucinando. Como toda reina y ama de el mundo de yupie que soy, tengo que cuidar a mis subditos, mimarlos y amarlos como si fueran mis bebes (aunque mis bebes sean mi portatil y mi ipod). Así que vamos a hablar de ustedes. ¿Qué os parece?
Como decía antes, todo artista tiene sus fans. Y hay que cuidarlos, quererlos y comprenderlo. Pero en esta vida hay todo tipo de fans:
- F. Normales: Te escribe, te comenta y sigue todo lo que haces.
- F.Amante: Te idolatra, te protege y lo del F.Normal.
F.Agobiante: Lo tienes hasta en la sopa.
Tres tipos de fans, que suelen dividirse dependiendo de que tipo de artista seas.
Si eres cantante o actriz, si o si tienes los tres.
Si eres escritor o músico (orquesta,director...etc) tienes los dos primeros.
Para mi alegría y orgullo yo os tengo a ustedes. Y os adoro.
Aunque escriba sin ningún ánimo de lucro, sin querer recibir nada a cambió, abrir el blog y ver un comentario ya es un gran ánimo. Saber que os gusta, saber que me hareís buena propaganda.
¡Es tan bonito!
No espero nada a cambió. La verdad escribo porque me gusta, me relaja... es divertido.
Me encanta imaginarme la reacción de la gente cuando hago algo bonito, cuando lo dejo en el mejor momento. Es fascinante que te digan "¡Eres cruel! ¿Cómo lo puedes dejar así?" y que te pidan más. Es una sensación que te llena.
Sé que aún tengo que mejorar mucha, tengo un largo camino por delante y pienso ir mejorándome cada día. Ser mejor que ayer y mucho mejor mañada.
¿Estareís ahí para apoyarme?

29 de marzo de 2010

Tokyo Blues

Sí, están en lo cierto voy a hacer un poco de publicidad. El título y la imagen. ¡Ya está! Esa es todo lo que va haber ahí. ¿A que es diver? Totalmente.

Bien después de ser una buena persona, empecemos con lo importante ¿si?. Después de un año conmigo habréis adivinado que me gusta leer, criticar y volver a repetirlo una y otra vez. Tanto es este afán que cada vez que un libro me llama la atención, termino comentándolo aquí y burlándome un poco i/o animando a la gente que lo lea. ¿No es cierto? Bueno, ayer me terminé el libro que hace publicidad mi blog (es evidente ¿no?). Y decidí comentar algo que me cautivó totalmente. En otros post como "Palabras I y II" o "No es por criticar Vr. 1.220" hice referencias en como algunos escritores escriben sobre el sexo. Por lo general suavizan absolutamente todo, como el coito, la eyaculación o la penetración. Y podría seguir y seguir...
También hay otros escritores que dice "Hicieron el amor" como Pablo Benedetti en La tregua y... no recuerdo otro que haya sido tan explícito como este. ¡Pero señores y señoras!¡Hay uno que lo supera un millón de veces!¡Sí! ¡Tokyo Blues de Haruki Murakami. Este escritor japonés en su obra ha logrado que la boca se me abriera. Literalmente hablando.
Este hombre escribió el libro que más contenido sexual tiene y explícito. No se anda con rodeos como Arthur Golden en Memorías de una Geisha (La cueva y la anguila). Pero ojo, no fue en plan lascivo o erótico como Besos locos de Tara Janzes ( " y cuando lo chupó, ella se corrió sin límites" pag 244 para los interesados) o Rozas Azules de Joyce Selznic ( No voy a abrir ese libro, sólo diré que hay trios) y al igual que muchas novelas románticas rosas. Pero queridos lectores Tokyo Blues está escrito con un encanto por si solo, tiene escenas muy eróticas y muy explicidas por ejemplo: Le besé por todo el cuerpo y recorrí con la lengua sus arrugas. Envolví con mis manos sus pechos lisos de adolescente, mordisqueé suavemente sus pezones, puse un dedo en su vagina, cálida y húmeda,que empecé a mover despacio (pag 377).
Como ven una escena erótica, con palabras que en cualquier libro no sale y no es vulgar. Cada uno puede tener su punto de vista. Pero el libro esta lleno de escenas así con palabras como: Y eyaculé dentro de ella, o me hizo la mejor felación de toda mi vida... y en ningún momento me resultó incómodo leerlo.
De verdad es un libro que merece la pena leerlo, tomar ejempló y no tener tanto miedo en pronunciar palabras tabú como esas. Ya hay muchas cosas prohibidas en esta vida para preocuparnos por el sexo.

PD: Aquí les dejo la parte de atrás del libro.

Mientras aterriza en un aeropuerto europeo, Toru Watanabe escucha una vieja canción de los Beatles que le hace retroceder a su juventud, al turbulento Tokio de los años sesenta. Recuerda entonces con melancolía a la misteriosa Naoko, la novia de su mejor amigo de la adolescencia. El suicidio de éste les distanció durante un año, hasta que se reencontraron e iniciaron una relación intimia. Sin embargo, la aparición de otra mujer en su vida lleva a Toru a experimentar el deslumbramiento y el desengaño allí donde todo debería cobrar sentido: el sexo,el amor y la muerte.

17 de marzo de 2010

Noche

Nunca me he considerado una persona de noche. A decir verdad no me atrae el mundo nocturno como a muchas jóvenes de mi edad. Soy la excepción de la norma. No salgo por la noche pero me gusta la noche. ¿Qué cómo es eso? Muy fácil queridos plebeyos. Aquí la señora y ama de este perfecto mundo de Yupie, le gusta la noche. Pero sin salir a lugares dónde se supone que la gente va.
Me gusta cenar, cine y un bar. ¡Y ya esta! Ni discoteca, ni botellon ni alcohol.
Desde hoy pongo por testigo que soy Cata 0'0.
No es una decisión que me cueste mucho, no afecta a mis principios ni a mi forma de vida. Simplemente una regla que me pongo, que tampoco me costara cumplir.
Soy feliz así. ¿Quién se va a oponer?
Pero no era eso de lo que quería hablar queridos plebeyos. Quería hablaros de la noche. Si aquello que pasa después del día, dónde ocurren muchas cosas... ¡Y LO MÁS IMPORTANTE!
Las personas cambian.
¿Qué?¿Qué no entienden? ¡Venga señoras y señores! ¿Me van a decir que son las 24 h del día igual? Que por las noches no te pones más ñoño/boba/loca/triste...etc, etc. ¿de verdad?
Si te estás riendo... ¡Por favor!
Sí, señores. Es una realidad aplastante. Todo el mundo cambia por la noche. A su forma pero cambia. No es algo de sentirse avergonzado, son cosas que pasan.
Por ejemplo:
- Los amantes se encuentran.
- Los crímenes ocurren.
- Las borracheras comienzan.
- Los accidentes atacan.
- Los enamorados hacen guarradas.
- Y lo no enamorados también.
- Los padres beben champan a escondidas de los niños.
- Los adolesentes utilizan sus manos (no voy a especificar para que fin).
- Los baños de las discotecas se vuelven un punto de encuentro.

Vamos y así podría estar mucho tiempo. ¿Y después de eso se atreven a decir que la gente no cambia?
La noche mola, es un momento dónde llega la paz, dónde tu cabeza se abre y dejas volar a la imaginación. Dónde un día acaba y comienza otro. Dónde las esperanzas se acaban... y al día siguiente vuelven a nacer...
La noche es divertida... pero desde según que puntos.
Os invito a que paseen por la noche, junto a una persona especial (amigo/novio/familia/amante lo que te de la gana) que caminen y hablen. Que entren a una cafetería, que se tomen un café y hablen. Luego vuelvan a casa caminando solos lleguen a su habitación y se sentirán bien...

Ah, y no se olviden de mirar a las estrellas y pedirles un deseo.
Buenas Noches.

12 de marzo de 2010

Noche+Fiesta+Alcohol=Ebriedad

Como dicen muchas persona "Siempre hay una primera vez para todo".
Con esto comienzo este post que lo he estado dejando apartado, ya que me encontraba en la semana de los exámenes (Si, esa odiada acción que hacen todos los estudiantes i/o personas).
El viernes 5 de Marzo me fui de fiesta con unas amigas; al maritimo y para ser más exactos "Al que faltaba" que es una disco/bar. He de decir que he ido a más discos (sólo dos. Con está) y nunca me han emocionado mucho. Tampoco la acción de beber, emborracharme, bailar y etc. Pero ese día quise beber, bailar y lo demás (Para la tranquilidad de alguno sólo bebí y baile) para poder ponerlo en mi curriculum personal.
Salí de casa a las 9:30 de la noche, cené con unas amigas y a la 1 más o menos nos fuimos al marítimo. Caminamos un poco y nos metimos en una disco (en la dicha anteriormente) y ahí comenzó mi noche de despelote.
Tranquilos, llegué a casa con toda la ropa puesta, en su lugar... lo único que cabe resaltar que muy mareada.

Llegué a casa a las 4:00 am, mareada, con un mal sabor en la garganta y con ganas de meterme en la cama. Me levanté a la 1 de la tarde con la misma sensación. Total un sábado acostada mirando la tele.

Conclución: ¡Beber es malo! Pasarte 2 horas felices, para luego 2 días con resaca...mmm la verdad no me compensa. Prefiero salir a cenar, cine y caminar. ¿Por qué?
Me río igual, hago tontería (cosa que el viernes ese no hice. Raro en mi), disfruto igual y lo mejor de todo... ¡No hay resaca después!
Lectoras empedernidas por emborracharse... háganme caso... no se pierden nada.
¡FIESTA 0'0!

2 de marzo de 2010

Poder de la mente

Desde bien pequeña he sabido que tengo una mente muy amplia, mucha imaginación y demasiado tiempo libre. Por lo tanto que cualquier mera idea, suceso o dolor se podría volver un gran problema. Por lo tanto, por lo que a mi se refiere "Pensar es malo".
En otros post he comentado mis días de insomnio que son por causa de mucho pensar, pelicula de miedo y ansiedad u/o nervios. Soy una persona muy nerviosa y por lo tanto me emparanoio con cualquier otra cosa.
Cuando era pequeña mi madre nos hacía rezar antes de ir a la cama. Con el tiempo fue perdiendo la costumbre, y hace relativamente poco (no se exactamente hace cuanto) descubrí que rezar me calma un poco. No es que sea católica ni atea. Simplemente me calma... ¿Por qué?
He aquí donde entra el poder de la mente. Aunque no crea rezar me aporta algo de tranquilidad. Y lo tengo totalmente asimilado... y ayuda.
Deberían probarlo...
¡El poder de la mente mola!